Alfombras Kilim

Disfruta de la mejor selección que nuestros expertos te traen de alfombras kilim para darle ese toque diferente y colorido a tu hogar.

No olvides que haciendo click en la pestaña “ver más” dentro de cada producto, podrás ver diferentes fotos del mismo, así como elegir las distintas medidas del producto en cuestión.

¡Importante! También hay que tener en cuenta que el precio del producto varia en función del tamaño que se elija dentro del mismo.

 

¿Por qué comprar alfombras kilim?

Las alfombras kilim nacen como una variante más moderna y atrevida que las tradicionales alfombras persas y orientales.

Es un tipo de alfombra oriental tejida a mano que proviene de los nómadas de Asia, que ya las utilizaban para resguardarse del frío hace milenios. También eran utilizadas en labores más duras debido a su alta resistencia.

Las alfombras kilim son fácilmente reconocibles, ya que son un estilo de alfombra sin pelo y que vienen en una gran variedad de modelos y colores.

Este tipo de alfombra se caracteriza por ser de una calidad muy alta, ya que están tejidas a mano con materiales como la lana, seda o algodón. En su fabricación se utilizan técnicas de anudado para hacer que sus fibras sean aún más resistentes. Es por esto que son utilizadas en habitaciones de mucho paso, como alfombras de dormitorio o alfombras de pasillo, por ejemplo.

Otra de sus ventajas está en que casi todos los modelos suelen ser reversibles. Si se te ensucia o estropea por algún motivo, les puedes dar la vuelta y ya está. ¡Parecerá que estrenas alfombra kilim nueva!

Si no te gustan los espacios sobrecargados, las alfombras kilim serán una de tus apuestas para cualquier espacio de tu hogar. Éstas alfombras aportan un tono de color y viveza que tan bien quedan en espacios minimalistas.

La originalidad y exclusividad están presentes en las alfombras kilim ya que, debido a sus materiales y su fabricación, ¡nunca encontrarás dos iguales!

¿Cómo elegir alfombras kilim?

Cuando estés buscando alfombras kilim para tu hogar, lo primero en lo que te recomendamos que te fijes es en el estilo de tu hogar.

Este tipo de alfombras aportan mucho color y calidez, por lo que combinan genial en habitaciones con tonos claros o neutros. Siempre se le sacarán mayor partido si son el punto de referencia de color en la estancia.

También es importante fijarnos en el tipo de trenzado y dibujo de la alfombra kilim.

Por último, y a modo de recomendación, aconsejaros que estéis muy seguros del color que habéis elegido. Aunque es verdad que cualquier color combina en cualquier espacio, debe ser un tono con el que os sintáis cómodos y seguros.

En el caso de que os aburráis de vuestra alfombra, no pasa nada; ¿sabéis por qué? Porque son el estilo de alfombra perfecta para poder reubicarse por casa. Quedan igual de bien ya sea en el dormitorio, cocina, pasillo, baño, salón…etc.

¿Te animas a enamorarte de las alfombras kilim? No lo dudes y descubre nuestra selección personalizada que traemos para ti.